Content: Slate Blackcurrant Watermelon Strawberry Orange Banana Apple Emerald Chocolate Marble
Background: Slate Blackcurrant Watermelon Strawberry Orange Banana Apple Emerald Chocolate Marble
Pattern: Blank Waves Notes Sharp Wood Rockface Leather Honey Vertical Triangles
Teobaldo

San Pedro de Atacama a Copiapó

Puntuar este tema:

Este viaje lo venía postergando desde hacía tres años y no pude hacerlo antes por problemas de cambios de contrato (y sus consiguientes pérdidas de vacaciones). Pues bien, al fin se dio la ocasión luego de renunciar a fines de octubre.

Me fui en bus hasta San Pedro de Atacama. Llegué allí el domingo 16 de noviembre en la mañana y lo primero que hice fue encontrar alojamiento. Me quedé en el Hostal Hara, Ignacio Carrera Pinto 480. La habitación con baño privado por un día costó $28.000. Ese mismo día armé a mi Blanca (mi nueva Giant XTC ADV 27,5) y partí hacia el Valle de la Luna. El lugar está cerca, solo basta con dirigirse hacia la entrada norte del pueblo y se toma el desvío a la izquierda (un lugar que la gente le dice «rotonda», aunque de redonda no tiene nada, es más bien un triángulo; en Toconao me encontré con una denominación similar). El Valle es bonito, si biene me pareció un tanto pequeño el sector en que uno puede deambular. No quise meterme en los senderos habilitados para personas, ya que no llevé la cadena para amarrar la cleta por asuntos de reducción de peso. Sí sé, es casi imposible que alguien me la levantase en ese lugar, sin embargo, preferí no correr riesgos. La entrada vale dos lucas. Lo que no me gustó es que el camino luego de las Tres Marías, que conecta con el Valle de la Muerte, está cerrado, es decir, no se puede hacer el circuito completo, sino que hay que devolverse por la entrada e irse por la carretera hacia el otro valle.

16037997251_c46cabe2fd_o.jpg

16014177256_4f3d1d777b_o.jpg

16037996491_e17dd63706_o.jpg

16014176456_888db1bd0e_o.jpg

15854187537_fe170f5772_o.jpg

15417671954_33d33d7e74_o.jpg

16014175046_3a70fd40e1_o.jpg

Al día siguiente emprendí mi viaje rumbo a Toconao, un pueblito bien tranquilo y bonito situado unos 38 km al sur de San Pedro de Atacama. Como no tenía apuro me alojé ahí. La habitación con baño compartido me costó $7.000. Esto me hizo ver que, tal como me adelantaron, San Pedro es caro y hay que estar preparado para gastar si uno va para allá. En Toconao probé la carne de llama y me gustó. Antes de acostarme aproveché de cambiar la cámara que había sido perforada por dos espinas al salir del otro pueblo.

16037993831_ce80176d96_o.jpg

15854184337_799cea6a42_o.jpg

15853894559_28545065b8_o.jpg

16037990611_3c10b7e255_o.jpg

16037989591_831cb85335_o.jpg

16039946605_8f906bf64a_o.jpg

16039945765_5d52081e6a_o.jpg

15417662464_1eb7b5fa54_o.jpg

15852495978_6dfe51fb17_o.jpg

El 18 partí hacia Peine. Acá la tirada fue mayor: 65 km por rutas pavimentadas. Se puede acortar un poco yéndose por el camino de tierra, sin embargo, escogí la otra opción. Todo está señalizado, no pueden perderse. Nuevamente, me indicaron que debía torcer en la «rotonda», un triángulo al igual que hacia el Valle de la Luna.

Peine es un pueblo pequeño, tranquilo, sin bullas, cuyo único gran defecto (a mi modo de ver) es que está construido en unos cerros con pendientes demasiado inclinadas. Entrando al mismo, frente a la escuela, hay un negocio de jugos y bebidas, que también ofrece alojamiento (Hospedaje Lascar, Latorre S/N). Por desgracia, tenía todas las habitaciones ocupadas; pero la señora Alicia (muy amable ella) que atiende llamó a sus colegas y pude alojarme en el Hospedaje Paso a Tulan, situado al final de la calle, unos 500 mt cerro arriba. Llegué al lugar con la lengua afuera de tanto empujar la cleta. La habitación con baño compartido me costó $10.000. Me di una ducha, fui a comer a Las Tres Y, ubicado un par de cuadras más abajo, y después me acosté.

15852662830_e0c801b8e5_o.jpg

16039942195_bb219b1658_o.jpg

15852662120_f0df99cd4d_o.jpg

16039234682_a775ca436c_o.jpg

15417703614_2e6a0e0612_o.jpg

16038027261_b2c50212a2_o.jpg

15417702994_8c8362598f_o.jpg

16038026721_8b667a98a6_o.jpg

16039984525_97ae5d9834_o.jpg

15853929519_257aed04d9_o.jpg

16038025681_2f63d507c4_o.jpg

16039983635_d9f54f5ae5_o.jpg

15853928339_b734db9f30_o.jpg

15852703300_10f9904c90_o.jpg

15420321783_debdf6723c_o.jpg

15853927269_73d18a0cb1_o.jpg

El 19, día de mi cumpleaños número 49, me levanté listo para emprender mi gran aventura: intentar llegar al Cráter de Monturaqui, el cráter de un meteorito que está a unos 30 km en línea recta de Peine y que tiene 360 mt de diámetro. Sabía que tal vez no pudiera llegar, no hay caminos hasta el sitio, y la ruta que tracé en Google Earth podía estar errónea. Pero quien no se arriesga no cruza el río, total, no debería tardarme más de dos días en ir y volver. Y llegado este punto quiero hacer una:

ADVERTENCIA

El viaje que voy a relatar es uno que debe hacerse solo por personas que tengan experiencia previa en esta clase de aventuras. El Desierto de Atacama es el más árido del mundo y para meterse en él hay que ser capaz de soportar la soledad, el silencio, la desolación y la incomunicación (hay cero señal de celular). Uno va a pedalear y pedalear durante horas o días sin ver a nadie. Quienes no estén dispuestos a resistir esto es mejor que no vayan o que los lleven en 4x4. Sí sé, suena como a "niños, no hagan esto en casa"; pero no quiero que nadie agarre papa, piense que es fácil y coja su chancha, llene la caramagiola, eche a la mochila un sanguchito envuelto en una servilleta junto con unas barritas de cereales, una frazada, una chaleca y parta a la aventura, porque con eso lo más probable es que esté timbrando su pasaporte para el Otro Mundo.

Salí del pueblo en dirección al Oasis de Tilomonte. El camino es malo, harta calamina y tierra durante los primeros 4 km, pero después mejora. Solo me crucé con un par de camionetas. Al llegar a la bifurcación que va a Tilopozo torcí por ella. Este camino es pura tierra, aunque en bastante buen estado, hasta tiene señalizaciones en las curvas. Lo seguí hasta llegar al punto en que debía meterme al desierto pelado sin ver a nadie. Avancé usando los lechos de riachuelos seguramente formados durante el Invierno Altiplánico, ya que el barro solidificado es más fácil de pedalear que la tierra suelta. Seguí con mucho cuidado, procurando no agarrar demasiado vuelo para no caer violentamente en caso de perder el control. Por fortuna (o por experiencia, mejor dicho) no tuve ningún contratiempo y pedaleé suave y firmemente durante varios kilómetros. Aquí la tranquilidad era casi total, solo el viento ponía una nota de "bulla" al ambiente. A veces me detenía nada más que para admirar el silencio. Mirase donde mirase no se veía a nadie, tampoco se distinguía alguna construcción artificial, todo era arena, rocas y cerros, salpicado de vez en cuando por un poco de vegetación; nada de tráfico infernal, perros ladradores, fucking taxistas o flaites dispuestos a robarte la cleta. La sensación de estar ahí es incomparable, ni siquiera las fotos o los videos pueden transmitir el sentir de la pampa.

Por desgracia, cercano ya el cráter, me topé con que la quebrada que me llevaría a destino estaba tapada con grandes rocas que habían caído, seguramente por culpa del anterior invierno. No se podía pasar. Pensé en dejar la bicicleta y seguir a pie (nadie me la iba a robar, era un lugar desolado), no obstante, temí sufrir una caída y romperme algún hueso que me dejase inmovilizado o perder el conocimiento. Como andaba solo, preferí no arriesgarme, ya que la Prudencia es la primera regla para mí. Fue un poco frustrante, no lo niego, sobre todo si estaba a miserables 4 km del objetivo; mas el resto del viaje compensaba la falla y el conocimiento adquirido en el terreno facilitaría un siguiente intento. Voy a volver, no sé cuándo, pero lo haré, el cráter no se librará de mi visita. ¿Alguien quiere acompañarme en 2015? (silencio en la sala, muchos miran para otro lado o consultan el teléfono y alguien murmura el clásico "qué es triste hablar solo").

Acampé a la entrada de la quebrada. La vista nocturna es preciosa y hasta vi una estrella fugaz (un meteorito que se quemaba en la atmósfera). Como estaba cansado no salí a dar una vuelta de noche y me quedé en la carpa.

15852702190_d28cc21cb3_o.jpg

15420320553_5007f9f83a_o.jpg

15417698454_08bcfb8f64_o.jpg

16039980555_3537acd9c2_o.jpg

16038021591_c92b056e76_o.jpg

15852700410_4fbf592b19_o.jpg

15852531738_e9e80c2d49_o.jpg

15852531108_4bdd07df3c_o.jpg

15852699190_36d0a824d8_o.jpg

16039977985_9e745529c7_o.jpg

16039270932_a9aea609bb_o.jpg

15854210557_545e0f6b8a_o.jpg

15417694394_98ecc0dc4f_o.jpg

16014197416_dc6bec01f9_o.jpg

15852528178_29b24d8d95_o.jpg

15852527748_5513d90145_o.jpg

15852527528_c10acc0c4f_o.jpg

15417692294_b02b2bb605_o.jpg

15854207807_65e0863992_o.jpg

Al otro día emprendí la vuelta a Peine, ya que debía reabastecerme de agua para el siguiente trayecto. En total fueron unos 82 km ida y vuelta, la parte más interesante de mis vacaciones.

Partí hacia Baquedano, un pueblo situado a unos 80 km al norte de Antofagasta. De ahí a Peine hay más de 200 km de carretera, usada principalmente por las mineras y que tiene un tráfico incesante (día y noche) de camiones y camionetas. Pedaleé hasta eso de la una de la madrugada y acampé a la vera del camino. Dormí poco, algo que me suele suceder en mis salidas (envidio a los que se meten al saco de dormir y al minuto siguiente están roncando como si nada) y en cuanto amaneció emprendí el viaje. Al atardecer estaba cansado, con sueño y me empezó a doler la ingle con el roce del sillín. La perspectiva de pasar otra noche al aire libre no era muy halagadora. Por fortuna encontré una camioneta estacionada y le pregunté al chofer si me podía llevar; dijo que sí, aunque debía esperar a que terminase su turno de fiscalizar camiones. Aguardé tranquilamente y una hora después echamos mi Blanca atrás y emprendimos el viaje. Me dejó en Baquedano, a la entrada de un restaurant con alojamiento, en donde aproveché de bañarme y comer. Ahí la habitación con baño compartido me costó $7.000. Dormí de un tirón y después de desayunar me fui. Me saludaron al salir, deseándome buen viaje.

16039267312_2be870292e_o.jpg

15853918489_16516f418d_o.jpg

15852693700_e129497bdd_o.jpg

16038014391_7ec7f389d8_o.jpg

15852692260_6742cabe7d_o.jpg

15853916029_56decf2e44_o.jpg

15420309883_c1dee2b450_o.jpg

16014191326_cb42be8dbe_o.jpg

16038011731_9d26f347d5_o.jpg

16038011111_4bd245eb83_o.jpg

16039262112_66dbe39339_o.jpg

16014189786_a9ba8390cb_o.jpg

Atravesé Baquedano hasta empalmar con la 5 Norte. Estaba descansado y sin grandes dolores, por lo que la jornada se veía buena. La berma es ancha, se puede pedalear sin miedo a los vehículos. Lo malo era la maldita alambrada de púas que discurre a lo largo del camino, puesta para que los vehículos no se metan al desierto y evadan los peajes. Al menos no vi ningún cartel de "prohibido bicicletas" por el camino. Me topé con una pareja de Carabineros a mitad de camino; pero simplemente los saludé y seguí de largo. Tampoco vi a ningún otro ciclista. Atardecía cuando llegué al desvío a Antofagasta. Me puse la cámara deportiva en el casco y grabé los más de 20 minutos que me costó llegar a la ciudad.

En Antofagasta me demoré más de una hora en encontrar alojamiento. No había visto nada, lo reconozco, así que llegué a la aventura. Pero como era una ciudad grande no debería demorarme demasiado en conseguir mi objetivo. Preguntando llegué al hotel Rocomar, Baquedano 810, en donde la habitación simple con baño privado me costó $ 28.000. Como tenía hambre, salí a comer. Tardé un rato en encontrar un restaurant que sirviera lasagna (andaba antojado, je, je, je) y después volví a dormir.

15420307773_544f9310fc_o.jpg

15854201547_e153f6e8ee_o.jpg

15417685264_d3759f07ca_o.jpg

16038009041_fa071a879a_o.jpg

15852519008_241eb22f52_o.jpg

15852687010_c9e44fd9bc_o.jpg

15852686600_970c4b5aed_o.jpg

16039259392_1b7ca80869_o.jpg

16014187166_62310deb2d_o.jpg

15852517338_59e05ed0ce_o.jpg

15852685490_83b342771d_o.jpg

15852516778_a41e024fe7_o.jpg

15853909329_463e9015a7_o.jpg

16038005941_8a3f61c7d9_o.jpg

15420303223_50b92b2aae_o.jpg

Al día siguiente partí al terminal de buses a comprar pasaje a Chañaral, ya que estaba corto de tiempo para llegar a Copiapó, mi destino. Me fue bien y adquirí un boleto para las 13:30 hrs. Volví al hotel, recogí mis cosas y partí al terminal. No tuve problemas para subir la bicicleta sin bolso, solamente debí sacarle las ruedas y pagar el sobrepeso (más adelante hablaré de este punto). Partimos y a eso de las seis estaba en mi destino.

Chañaral es pequeño y hay varios alojamientos al lado del terminal Tur-Bus. El que escogí, Hostal Playa Mar, me costó $13.000 la pieza con baño compartido. Fui a comer y luego volví a dormir. No turisteé en el lugar, estaba con sueño y tenía que guardar fuerzas para seguir al otro día.

Partí no muy temprano, a eso de las 11, y me dediqué a ver bien el borde costero. Me gustó, quedó bonito el acceso a la playa y el pequeño puerto que tienen. Pero el resto de la ciudad me pareció un tanto desatendida. Al ver el lugar en donde solíamos parar de noche a comer cuando pasaba de niño en bus, encontré que el lugar era más pequeño de lo que recordaba. Bueno, la percepción del mundo cambia a medida que uno crece. Sin embargo, al pedalear hacia Caldera, me di el gusto de cumplir una fantasía de niño: visitar esas playas que se veían desde el bus y que siempre quise conocer. Hay muchas: Playa Hippie, El Médano, Porto Fino, por nombrar algunas. No las recorrí todas, por supuesto, mas pude disfrutar varias. Así, turistiando tranquilamente, llegué a almorzar a un restaurant a la pasada. Al atardecer me alojé en el restaurant y alojamiento El Barco. La habitación con baño me costó $ 7.000.

15853908189_c70fdf59bf_o.jpg

16039256542_3535d523a0_o.jpg

15852763200_0c6b60a904_o.jpg

15854275347_4a65c8e994_o.jpg

15852762740_48243ae3cf_o.jpg

15417758054_efd6287b01_o.jpg

15854274287_176e4847ef_o.jpg

16039335012_6a1d168e6e_o.jpg

15852761550_d4745f78b9_o.jpg

16014261606_100064c658_o.jpg

15854273297_ce9cebf28c_o.jpg

15854273047_2007ebf0c8_o.jpg

15853985909_d0260eb6df_o.jpg

15420379163_6ac1bcd6b1_o.jpg

16040039165_6ea05498b9_o.jpg

16039332912_04289afee3_o.jpg

15417755554_6b33b4726f_o.jpg

16014259416_20ae1da1ba_o.jpg

15420377793_5a09573b3b_o.jpg

16040037505_2437f6cd66_o.jpg

16039331122_97e62668d4_o.jpg

15854269757_de6a08c493_o.jpg

16038078471_195127b0f2_o.jpg

16040035805_ecb33ef670_o.jpg

16014256636_87642e2b82_o.jpg

15854268187_b9989e8d57_o.jpg

15852755880_72451c87b3_o.jpg

15852588078_9b8e82c140_o.jpg

15852587698_7904928896_o.jpg

15852587518_c2077a551d_o.jpg

15420373273_b5acbb710e_o.jpg

15853979499_57032ee3d8_o.jpg

15417750184_e6b2b0bcdc_o.jpg

16040032725_00f8a0c7af_o.jpg

16038074561_f10a060c49_o.jpg

15852585708_9ed1d6fd5f_o.jpg

16039326232_151820473b_o.jpg

15852585188_755eb02962_o.jpg

15854264187_b652f50c47_o.jpg

15417748374_71117fa039_o.jpg

15853976929_6764c6d5a5_o.jpg

15852750640_19dd683b31_o.jpg

16039324452_0ca18e1a29_o.jpg

15853975579_3976c6e53b_o.jpg

16014250196_2516ab1ed0_o.jpg

15852582648_d518460242_o.jpg

15420368113_82b6a2750b_o.jpg

16039322622_03f5456f8b_o.jpg

16039322462_1a652a85bd_o.jpg

15852581718_0b363627da_o.jpg

16039321862_c2ccfd74ac_o.jpg

15854260087_bb528407f5_o.jpg

Me levanté sin apuros a eso de las 10, desayuné y seguí mi viaje. Lo malo era que estaban arreglando el camino, así que los cortes de tránsito eran frecuentes. Algunas ocasiones tuve que aguardar junto a los demás vehículos en espera de mi turno para seguir. Y en una de esas ocasiones debí quedarme entre la tierra amontonada, ya que venía la hilera de vehículos en sentido contrario. Pero bueno, comparada con la vuelta por el desierto no era nada. Así, luego de varios retrasos, llegué a Caldera. Algo conocía de la ciudad, porque estuve allí en 2008 y 2010 de pasada, pero me acordaba. Encontré alojamiento en el Hotel Terrasol por $ 15.000 la pieza con baño privado. Me quedé dos días en el lugar, bien piola en pleno centro de la ciudad.

15853972929_191b048bc8_o.jpg

16014247736_31dcf68e4f_o.jpg

16014247376_9248edefb6_o.jpg

16040025735_64eb140b7e_o.jpg

15852579658_78013375b2_o.jpg

15852579358_7dfb9e479f_o.jpg

15420364783_323a5cd496_o.jpg

16014246086_1479106d70_o.jpg

16038066411_fc3ff93b66_o.jpg

15852578208_d9323b55e3_o.jpg

16014245216_c50bf6c33b_o.jpg

15853969789_3771672e09_o.jpg

El 27 emprendí la última etapa de mi viaje. No quería irme por la 5 Norte, ya que le habían hecho la doble calzada y ahora tenía un par de peajes por los cuales no quería pasar por si acaso (ganarme una echada y/o parte al final de mis vacaciones no entraba en mis planes). Pero mejor, ya que así me iba por una ruta más tranquila y que pasaba por un lugar histórico: la mina San José.

Tardé un poco en encontrar el camino que buscaba, pero lo conseguí. En la estación Copec hay que doblar a la izquierda; tiene un cartel, no hay como perderse, el cual señala «Ruta del desierto». Me metí por ahí y a medida que avanzaba iban desapareciendo las señales de civilización. Poco a poco el cielo se fue despejando. A mitad de camino encontré una animita de un joven con techo y asiento, en donde paré a descansar y comer algo a la sombra, la única sombra en los casi 90 km hasta Copiapó. Allí casi todo eran cerros y arena a mi alrededor. Poco después, arribé a la entrada de la mina San José, en donde me saqué su correspondiente foto. No entré a ella, porque me iba a retrasar demasiado, aunque tal vez en otra ocasión lo haga. Continué mi viaje, siempre rodeado del mismo paisaje, encontrándome de vez en cuando con algún vehículo. Lo bueno es que esta ruta no es muy solitaria. Finalmente, luego de varias subidas, llegué a la cima de los cerros y empezó uun largo y rico descenso, el cual no paró casi hasta llegar a la carretera. En ella, mi única duda era si todavía existiría la ciclovía que conocía de 2010, ya que quizás con la doble pista la habían eliminado. Por suerte no era así y en algunos tramos solamente la habían corrido un poco. Llegué como a la mitad de ella y enfilé recto a Copiapó (son casi 10 km en total de ciclovía). Esa parte me recordó a la 5 Norte a la salida de Santiago: varias empresas, cuyos vehículos salen a la caletera (y acá hay una universidad de por medio).

El tráfico en Copiapó es pesado, semejante al de la capital. En los cuatro años que no iba por la zona el flujo vehicular aumentó exponencialmente. Mi amigo me lo había advertido; pero al verlo en persona me di cuenta de que era en verdad muy complicado. Anduve con mucha precaución por la ciudad, la misma que tengo acá. Poco más de una hora más tarde estaba en casa de mi compadre y pude ponerle fin al viaje.

16014244686_f7f658fee0_o.jpg

15854256737_812c1e8097_o.jpg

16039317742_5606ac51d5_o.jpg

15853969089_1b3299118d_o.jpg

15853968869_ddef8cd149_o.jpg

15853968749_2a15789104_o.jpg

16038064211_5dec140d3b_o.jpg

15420361543_9ef8e35dc2_o.jpg

15854255187_87f57bbfc2_o.jpg

15853967749_104a3499ce_o.jpg

16040020785_ec50df13e7_o.jpg

16039315472_78f18c0c2f_o.jpg

16039315362_045d1f5403_o.jpg

15852740800_862e92ee4b_o.jpg

15852740440_51cf2fc080_o.jpg

16039314332_ec9b2d0538_o.jpg

15854253157_d09dbf9010_o.jpg

15420358843_cc958ec30b_o.jpg

16014240026_4a726de6de_o.jpg

15852738770_4c0ab0001e_o.jpg

16014239066_1b98da095a_o.jpg

15854251387_0cee63b109_o.jpg

15852737730_3eea6b5d07_o.jpg

16040016575_52dc94f545_o.jpg

Llevar la bicicleta en bus siempre es una aventura y acá detallo las tres ocasiones en que lo hice:

1) Santiago - San Pedro de Atacama: El pasaje costó $40.100 y, si bien el ayudante del chofer me preguntó qué llevaba, no me cobraron nada.

2) Antofagasta - Charañal: El pasajé costó $ 11.400 y me cobraron $ 10.000 por el dichoso sobrepeso (al menos me dieron un par de comprobantes por cinco lucas).

3) Copiapó - Santiago: El pasaje costó $ 9.900 y el sobrepeso $ 2.000.

Los tipos cobran lo que quieren, como siempre. Yo prefiero no alegar para evitar malos ratos o, peor aún, que me maltraten la bicicleta a propósito. No sería raro que la plata se la gasten en unas chelas o cigarrillos (soy mal pensado, lo sé, no lo puedo evitar); pero al menos agradezco que el trato siempre haya sido cortés, no pesado como me pasó en otra ocasión.

Kilometraje recorrido

35,76 - Valle de la Luna

38,38 - San Pedro de Atacama - Toconao

65,00 - Toconao - Peine

82,40 - Peine - Cráter (sin completar) - Peine

136,42 - Peine - Baquedano (sin completar, porque me llevaron)

80,54 - Baquedano a Antofagasta

61,82 - Chañaral hasta mitad de Caldera

38,18 - Resto del camino a Caldera

89,86 - Caldera - Copiapó

En resumen, poco más de 600 Km por el norte, una experiencia maravillosa y que espero repetir al año que viene.

Agradecimientos

Bikemontt, por ser EL foro de ciclismo. Gracias a todos los usuarios que he conocido y a aquellos que han compartido sus experiencias con los demás. De verdad que han sido una gran inspiración para mí.

Mi padre, por su apoyo en materias de carpintería y cerrajería, hobbies suyos desde hace mucho tiempo.

Des-agradecimientos

A todos aquellos que me tildaron de «loco» por ir al desierto en bicicleta (y a pie la primera vez), sobre todo los que insinuaron que estaba muy viejo para eso (en menos de un año cumpliré el medio siglo, y qué).

Algunos me han preguntado dónde adquiero mis implementos de camping, así que aquí doy algunos datos:

Supervivencia 2012 (www.supervivencia2012.cl), en donde venden artículos de camping y supervivencia. Aquí compré una ración militar de 24 hrs, que incluye tres comidas, snack y postre. Lo único malo es que solo trae dos calentadores, es decir, una comida hay que calentarla aparte. Está ubicada en Av.Apoquindo 5681, local 38, Caracol Vip’s.

BlachSheepTactical (www.blacksheepchile.com), cuyo socio fundador, Gabriel Carranza, me atendió muy bien en los encargos que le hice de mochilas y banano. También lo encuentran en MercadoLibre.

Response, una tienda similar a las otras dos (www.response.cl). Ahí compré un Trauma Pak, que incluye un Quik Clot, un apósito que disminuye el sangrado de las heridas, así como otros implementos para emergencias médicas. No lo usé y espero no usarlo nunca, sin embargo, creo que me pasaría de tonto si no voy preparado para lo peor.

Gangas (www.gangas.cl/), importadora de varios productos, cuyos precios son muy razonables. Yo fui a la sucursal de San Alfonso 1304 y es impresionante la cantidad de productos a la venta.

Mis tiendas regalonas en InterNerd:

www.dx.com

www.amazon.com

www.fasttech.com

No es una tienda, sin embargo, tiene mucha información para quienes estén interesados en linternas, baterías y cargadores:

www.forolinternas.com

Sí, antes de que alguien pregunte, estoy inscrito ahí como Teobaldo, igual que acá.

Como dato curioso puedo agregar que la mayoría de las personas a las que consulté por alguna dirección en el norte, eran extranjeros recién llegados al país. Yo sabía casi tanto como ellos, así que es mejor informarse bien antes de ir por allá.

Finalmente, un video que hice del viaje:

Gracias una vez más a toda la gente del foro, tanto usuarios como administradores, por formar esta gran comunidad ciclista.

Editado por Teobaldo
2

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

tremendo viaje!! y muy bueno el setup para cruzar el desierto.

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Teobaldo, felicitaciones, esa es la idea, ir alcanzando los objetivos que nos proponemos, y sobre la edad, lo que importa es como uno se siente, no la edad fisica, sigue adelante con tus desafíos, un abrazo.

En una de esass coincidimos en alguna ruta nuevamente.

Tengo ganas de ir a la carretera austral en plan solitario.

Luis (salimos una vez con Carlos Salinas a Valdivia de Paine)

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Teobaldo, primero que todo felicitaciones. No creo que más del 5% de las personas que alguna hicieron rutas fáciles y repito, FÁCILES, como la Carretera Austral se han atrevido a pedalear largos trechos en el norte, y menos en el altiplano. Son muchas las excusas; que la falta de agua, que no hay gente, que la altura, etc. No te imaginas la de gente en sus 4x4 que me he topado en huellas mineras, sobretodo en la 2ª y 3ª región (también en las provincias de La Rioja, Salta, Catamarca y Jujuy del otro lado) que se detienen a un costado cuando me ven y me hablan de cuando alguna pedalearon en tal o cual lado (en el sur por supuesto) y cuando les pregunto porque ahora ven enlatados en sus 4x4 comienzan las excusas.

Definitivamente es un problema de mentalidad, porque siempre me topo con algún extranjero, y no pocos de incluso 60 años o más, algunos con no muchos conocimientos mecánicos y que sin embargo se atreven. Y como no si habría que viajar hasta Asia Central para pedalear en lugares análogos. Tenemos la suerte de tener el desierto más seco del mundo, el segundo plateau más alto del planeta, las lagunas y salares a mayor altitud, etc.

Si buscas una ruta directa de San Pedro a Copiapo sin costear ni subirse a la Panamericana, entonces una opción es doblar hacia el sur en el primer cruce cuando ibas de Peine a Baquedano. Se llega entonces al cruce con la ruta B-55 que lleva al Paso de Socompa a la altura de la Estación Imilac (junto al salar del mismo nombre). Otra alternativa es continuar la huella que tomaste hacia Monturaqui, pero sin desviarse hacia el crater sigues al sur hasta conectar con la B-55 (todo un desafio, porque aparte de la usual ausencia de agua, es muy arenosa).

En Imilac se debe tomar el sendero que lleva al Parque Nacional Llullaillaco y OJO, jamas desviarse del sendero señalizado porque aún hay zonas minadas. Es un tiraje largo que lleva finalmente al cruce con la ruta B-885 (la que lleva a las plantas azufreras al sur del volcán Lastarria). De ahí en dirección a la costa por la misma B-885 hasta el cruce con la ruta B-895-C (corre paralela de la linea ferrea). Esta B-895-C lleva directo hasta un cruce múltiple en el sector de Altamira algunos km. al norte de la divisoria entre la segunda y la tercera región. Escogiendo la ruta de la izquierda (C-115- B) llegas al cruce con la C-13 (la que va hacia El Salvador) algunos km. al oriente de D. de Almagro.

En D. de Almagro se tienen muchas opciones de rutas interiores si no se quiere usar la via pavimentada hasta Copiapo (ruta C-17).

Editado por Nemauq
0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Te pasaste Teobaldo, te felicito por la moral alta y la valentía que tienes.

Varias de las rutas que comentaste las hice, aunque no en tu plan, si no que con apoyo de 4x4 y con mochila con agua a la espalda. Eran épocas en que andabamos haciendo contrareloj con el VichoTT y unos amigos más... jajajajajajajaja

Hay que tener cojones para pedalear por el desierto y saber a que se va, ya lo conté una vez, pero casi me morí de vuelta desde Maria Elena a Calama por la falta de agua. Menos mal que decidí devolverme a Maria Elena, lo más seguro que no llegaba a Calama.

Un abrazo compadre y mi admiración profunda por tan lindo viaje.

Editado por Hielo Negro
0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Gracias, colegas, por los comentarios.



Saludos, Luis, tanto tiempo sin vernos. Con Carlos te hemos pelado en buena en alguna ocasión, ja, ja, ja. Espero que volvamos a pedalear en otra salida entretenida.



Nemauq: ¡Al fin alguien que cacha del tema! Me alegra saber de que no soy el único con experiencia en esas nortinas tierras. Sí, es complicado (no podría calificar de «fácil» la Carretera Austral, no la he hecho, sin embargo, es una experiencia casi diametralmente opuesta a las del norte), hay que tener cierta mentalidad aventurera para ir a esos lugares (el Gen IJ, le digo yo, adivinen a quién me refiero, je, je, je).



Ya había pensado en la alternativa de seguir hacia el sur desde Peine, sobre todo por el Salar Punta Negra y el Salar de Pajonales (que se ven lindos en las fotos). Pero del pueblo a Punta Negra son más de 140 km de nada, excepto un campamento de la Minera Escondida; y del mismo salar nadie tiene idea, ni siquiera los de Turismo que consulté en San Pedro de Atacama. Sueño con hacer esa ruta: Punta Negra-Pajonales-Diego de Almagro, no obstante, es una aventura muy complicada, sobre todo por el agua para beber, lo que más me jode en estos viajes al norte (el peso extra es muy molesto). Hasta dibujé unas rutas en Google Earth por si alguna vez me puedo meter allí. Si pudiera reabastecerme de agua por el camino sería genial, tal vez desalinizando agua en el salar, aunque es un proceso lento y que no sé qué tal resultaría. Un amigo me dijo que vio en la tele unas tabletas desalinizadoras, pero no se acordaba dónde las vendían.



Estoy haciendo otro video más largo con puras tomas del desierto y lo subiré en cuanto pueda, son hartos megas.


0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Don teobaldo ¿Con cuantos litros de agua andaba?

he visto en algunas tiendas aca en stgo que venden un porta-botellas topeak modula XL que le hace a botellas grandes.

topeak-tmd02b-med.jpeg

Tambien hay horqullas rigidas surly y salsa que tienen hoyitos para poner portabotellas adelante, la mayoria los usa con unos porta-botella salsa anything cage que no son tan caros y tiene unas amarras con velcro pa enganchar cualquier cosa (hasta sacos de dormir le ponen)

7933522880_ced6506c7f_b.jpg

Y finalmente se podría hacer un arreglo casero con abrazaderas a la horquilla. Ahí fácil podría ponerle unos 5 lts de agua extra a la bici sin perder tanta estabilidad.

shtsdgfdfrdd_zpsf1b8b3ab.jpg

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Gracias, balrog687, por las sugerencias. No conocía los portabotellas tan grandes, ¿dónde los encontraste?



Ya había pensado en colocarle cosas en la horquilla, ahora estoy buscando unas parrillas que se ponen con abrazaderas en ellas o usar abrazaderas normales o hechizas para hacer lo mismo. Mi idea es adaptar lo que tengo, porque nica cambio la horquilla con suspensión por una rígida. Aunque quizás lo ideal es ir en una Fat Bike, sin embargo, no pienso estar gastando tanta plata comprándome una tercera bicicleta.



Andaba con 7 litros de agua, incluyendo una botella amarrada a la parte baja del marco. Para la próxima serán unos 10 y veré si me pueden convidar agua a la pasada, pero no cuento con eso. No es irracional pretender llegar al salar de Punta Negra en 3 días, lo complicado es la vuelta.



Acá está el otro video:





Me costó subirlo por el peso, pero está terminado. Creo que más adelante subiré la bajada completa a Antofagasta, pero esa es más larga todavía.


0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Teobaldo, TE PASASTE!!!

que ganas de pedalear por allá!....nos dejas motivado...

me alegro que todo haya salido sin mayores convenientes

y muchas gracias por compartir tu experiencia...

saludos!!!!!!!

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Teobaldo,

El porta botellas topeak lo he visto en importadora caupolican y en una-velocidad.

Saludos!

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Esos portabotellas para 1.5 lt. son útiles en condiciones normales a algo más complicadas que las normales, pero para lo que quiere hacer Teobaldo son inútiles. El trayecto por el "Despoblado de Atacama" requiere de 3 días promedio + 1 día de holgura, osea 4 días a un mínimo de 5 lt. diarios (recuerden que es el lugar más inhospito del desierto más seco del mundo). Se necesitan 20 lt. mínimo y por más botellas amarradas que se lleven no alcanzarán.

Solución, llevar bolsas de agua tipo MSR Dromedaire de 10 lts. amarradas a un costado de la parrilla trasera o sobre los costados de un SS-Trailer (ExtraWheel) como lo hizo el polaco loco (el primero en hacer la mítica ruta CSR = Canning Stock Route) hace algunos años.

post-50415-0-59502000-1419636568.jpg

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

oohh!!! la raja el paseo! con que volviste al desierto, eh!

me acuerdo cuando todos andábamos calientes con la ruta del cóndor y alguien posteo por ahí que se había topado contigo todo cargado armando el campamento, jajajaj... gracias por compartir tus alegrías!


(seria la raja pedalear por algún lugar nunca antes pedaleado y encontrarse con duendes y esas cosas)

0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

coke2522: Me alegro de haberte motivado, en realidad, yo terminé haciendo estos viajes motivado por las experiencias de otros también.



balrog687: Gracias por el dato, aunque tal vez no me sirva para mis viajes al desierto puede servirme para andar por acá.



Nemauq: Bueno el sistema de bolsas de agua. Y buena la ruta también, 1850 km es casi el largo de Chile y en puro desierto más encima. Espero nunca ganarme el Kino, porque sino capaz que me mandase a cambiar para allá. Pero andar con un carro o rueda amarrada atrás no me seduce, no me gusta cómo se balancean a veces y hacen perder el equilibrio al ciclista.



perroenfermo: Sí, colega, me acuerdo del simpático joven que me encontré en ese lugar mientras empujaba a mi Negra cuesta arriba, el que les dijo a los demás que yo era una leyenda en el foro, ja, ja, ja. Todavía me hace gracia acordarme de ese momento.



Sobre los duendes y esas cosas, no sabes la cantidad de personas que me han preguntado si no he visto algo raro (duendes, fantasmas, OVNIS, zombies, extraterrestres, chupacabras, momias incaicas, foo-fighters, etcétera). No, lo siento, jamás he visto algo inusual, y eso que ha andado pedaleando solo a medianoche.



Por cierto, ¿de dónde sacaste tu apodo del foro? ¿Acaso no te quieres mucho? Me recuerda a un cabro de Foros DZ que conocí que se hacía llamar Idiota Cu... (tal cual).



Que vivan la cleta y Bikemontt.


0

Compartir este post


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!


Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.


Iniciar Sesión